viernes, 11 de diciembre de 2015

jueves, 3 de diciembre de 2015

1ª Feria de la Comunión en Castellón


                                     

Buenos días fresas:

Hoy quiero contaros cómo me fue el pasado domingo en la Feria de la comunión, organizada por la cadena Ser, en el Hotel Jaime I de Castellón.
Como todas las madres que tenemos niños en edad de hacer la 1ª Comunión, comenzamos a tener inquietud por que esté todo por lo menos, medio atado. El banquete, ya está claro. Para las que haréis la comunión el año que viene o en adelante, como consejo os diré que vayáis cuanto antes a buscar restaurante porque yo fui en Junio de este año, es decir, con un año de antelación, y ya estaba todo a tope ¡Increíble! La animación y la decoración, no la dejéis tampoco para última hora porque también me han advertido que las fechas están prácticamente cubiertas.
Pero lo que realmente nos importa para ese día, es el vestido o traje de comunión ¿A qué sí?
Yo llevo soñando con este momento años, hasta llegar a un punto que me parecía que era yo, la que tomaba la comunión. Pero claro ¿Quién manda realmente en esta decisión? Por supuesto el niño/a que al fin y al cabo, es el verdadero protagonista. Yo me he dado cuenta hace poco de ésto. Y me he tropezado con una piedra enorme al ver que mis hijos no tienen el mismo gusto que yo. Mi hijo quiere ir de capitán de todos los ejércitos y EN BLANCO ¡Hala, cómo no es sucio ni nada, el blanco! Y a mí que me encantan esos trajes modernitos de lino, en colores tierra y beige. Trajes que ni siquiera parecen de comunión. Con la niña me pasa lo mismo. A mí me vuelven loca los trajes románticos, con la cintura alta y metros de gasas cayendo hacia el suelo. Para el pelo una diadema a través de la frente, estilo años veinte. Pero no, a ella le gustan los típicos trajes voluminosos. Así que rendida ante esta circunstancia, tendré que centrarme única y exclusivamente en el traje que llevaré yo. Y eso fue lo que más me sorprendió en el desfile del domingo. Fascinada me quedé con los trajes para mamás de Higinio Mateu ¡Impresionante! Para todos los gustos y para todas las tallas. Me pareció un detallazo que tuvieran una modelo de mi talla. Yo ya escogí mi vestido, ahora solo falta que se adapte a mi presupuesto. Os animo a que os acerquéis a su tienda en la Calle Alloza de Castellón. Son majísimos y super atentos. Además me han dicho que no son tan caros. Todo depende de lo que tú quieras.














Y no nos olvidemos de los peques y los papis, ellos también pudieron elegir su traje, de la mano de Kindigo y Paco Roca.





Pero no fueron los únicos que estaban en la feria, pudimos ver y difrutar de todas estas empresas: Catering Vicente Miravete, Obturados, Hat-trick, BodyCel, regalos La Peonza, ReloJoya, Torresport Animació, El patio de zapatos con Amor, Todojuguete, Urban Saloon, Son Art, Peñarroja y La Botiga de la Flor.

Y con ellos os dejo. Si queréis ver el resto de las fotos realizadas por la Cadena Ser haced click en la foto:




Mil besos fresas:
Angélica Alvarez (@MamadeFresa)


viernes, 13 de noviembre de 2015

Decorando con basura

Buenos días fresas:
Muchas madres blogueras como yo, trabajamos la mayor parte del tiempo en casa. Eso hace que tengamos una necesidad constante de cambiar, aunque sea pequeñas cosas en nuestra decoración, porque llega un momento que de ver tu casa igual cada día, ya no te parece atractiva. Si trabajáis en una oficina, os recomiendo lo mismo, hacer pequeños cambios a vuestro alrededor, o en vuestra mesa para no caer en la monotonía visual.
En la restauración he encontrado un hobby que me hace desconectar del todo y con ella consigo estos pequeños cambios. Llego a casa como nueva, y además no engorda como mi otra afición: Las tartas de fondant ;)
 Mi interés por las manualidades, y sobre todo por recoger todo lo que veía por el suelo cuando caminaba por la calle, la tengo desde bien pequeñita. Para mí, cualquier cosita era un tesoro. Mi última adquisición diogenera es esta silla, que me encontré en la basura muy cerca del Conservatorio del pueblo donde vivo. 
Después de muchas horas limpiando, desmontando y volviendo a montar, y sobre todo colocando el nuevo tapiz, admiro mucho más la honorable profesión de tapizar. Si quieres hacerlo perfecto, es más difícil de lo que parece. Estuve horas sólo para dejar los pliegues de una esquina igual o casi igual que la otra, pero por fin la he terminado.

¿Os gusta?

Así me la encontré:






Y así se ha quedado:





¡Buen fin de semana fresas!
Angélica Alvarez (@MamadeFresa)





jueves, 12 de noviembre de 2015

Tu imaginación no tiene límites



Buenos días fresas:
Siempre he dejado que mi hija haga lo que quiera dentro de su habitación. Allí no hay límites, hasta puede pintar las paredes. Su imaginación es maravillosa. El otro día acabé el rollo de papel de cocina y después de una tarde sin oírla decir ni mu, me aparece con ésto ¡Me la quería comer! Ella me inspira cada día.Emoticón smile




Espero que os sirva de inspiración a vosotr@s también.
Mil besos!
Angélica Alvarez (@MamadeFresa)

lunes, 9 de noviembre de 2015

Pollo frito sin glúten para la Chef Plus Induction




Buenos días Fresas:
Hoy os traigo una receta supersencilla y con la que los niños se chupan los dedos. Además, sin gluten, que ya sabemos todos que el gluten no es bueno para nadie, incluso para los que no somos celíacos. 

Ingredientes para 4 personas:

500 gr de solomillitos de pollo.
2 huevos medianos.
Harina de maíz.
Aceite.
Sal.


Limpiamos y preparamos los solomillos. Los salpimentamos al gusto y batimos los huevos (no te olvides de echar sal también en el huevo). Nos ponemos a rebozar pasando los solomillos por el huevo y luego por la harina de maíz. Una vez hecho esto, repetimos la operación. Es decir los volvemos a pasar por el huevo y la harina. Es este doble rebozado lo que le da ese sabor tan rico y crujiente. 





Incorporamos ahora a la cubeta aproximadamente 2 dedos de aceite de oliva, en este caso. Utilizaremos el programa Sofreir/freir 6 minutos a 172º. Dejamos la tapa abierta los primeros 3 minutos, introducimos 3 o 4 solomillos, y cerramos la tapa, dejando que se agoten los 6 minutos. Cuando finalice le damos vuelta a los solomillos y los freimos con tapa cerrada 2 o 3 minutos mas. 
Repetimos la operación con el resto de los solomillos, pero únicamente freímos 3 minutos por cada lado, ya que la cubeta y el aceite ya están a la temperatura adecuada.




Una vez finalizados os aconsejo que escurráis los solomillos en un colador o escurridor metálico para que no pierdan esa textura crujiente.





Unas patatas fritas, un poco de mayonesa o kepchup, y una ensalada, y tus niños felices ¡Uhmm!




Mil besos fresas
Angélica Alvarez (@MamadeFresa)

Quemando etapas

¡Buenos días fresas! ¿Cuánto tiempo verdad? Nunca he sido la bloguera más constante, pero llevo un año… desaparecida, y es que lo necesitaba. Después de aquel incidente que os conté en “Mi mejor veranooff-line. ¿Y ahora qué? cambió toda mi rutina, y es lo mejor que podía hacer. No he parado de hacer cosas, pero sin sobrepasar ese límite que puede hacer que todas nos volvamos locas de un momento a otro. Y lo mejor de todo, he hecho únicamente lo que he querido hacer. Le dedico todo el tiempo a mi familia y mi nueva afición, la restauración de muebles. A pesar de todo sé que sigo siendo una mamá bloguera ¿Sabéis por qué lo sé? Porque mi mente sigue dando vueltas como antes, para mí todo es un post, aunque lleve meses sin escribir.
Ahora por fin ha finalizado mi participación en el cole. Formar parte de la junta del Ampa ha sido una de las cosas más duras que he hecho.  Y aunque no pienso volver a repetir, reconozco que, a pesar del sufrimiento, he aprendido muchísimo. Sobre todo de fiestas ;) que era mi tarea principal en la junta.
En este tiempo han pasado muchísimas cosas y como madre he avanzado muchísimo. Tengo más seguridad, voy … Quemando etapas.
glili.com

¿Os acordáis de mi artículo “Mi vida social con niños”? En él os contaba cuál era mi comportamiento a la hora de quedar con mis amigos. Acababa agotada de la tensión acumulada por el miedo a que molestasen, o a las reacciones (rabietas) que pudieran tener de forma repentina. Todo eso, se ha esfumado, me he dado cuenta de que es una etapa como tantas otras, que debes dejar que se pase. Ahora quedo con cualquiera sin ningún problema y voy a cualquier sitio con ellos la mar de tranquila. Sé que se van a portar bien y si tienen alguna rabieta, me da igual. Me importa un pimiento el qué dirán. Ellos saben lo que tienen que hacer. Si su comportamiento es bueno, tendrán su premio, si su comportamiento es malo, no lo tendrán. Seguimos con el refuerzo positivo. Creo que esta norma sirve hasta que se vayan de casa.  Ahora aquellos amigos que decían que me tenía que relajar, están en esa etapa de nerviosismo y tensión por la forma de comportarse de sus hijos que son más pequeños que los míos. Yo los entiendo perfectamente, y no sólo no me molestan las rabietas, si no que me parece entrañable.
Me acuerdo de cuando eran unos bebés, e iban a la escuela infantil (0-3 años). La directora nos daba charlas con consejos para educar a nuestros hijos y nosotras no nos perdíamos ni una porque necesitábamos saber cómo hacerlo. Recuerdo una charla en concreto en la que decía que los niños de 3 a 6 años pasaban por una etapa buenísima porque ya sabían lo que tenían que hacer, pero con mis hijos no se cumplió. Llegaron los 3, los 4 y los 5, y nada. Para mí esa etapa perfecta es ahora. De 7 a 10 años, calculo yo. A partir de los 10 comenzaremos con la pre-adolescencia y luego, a partir de los 13, mi temida adolescencia.
Si lo pensáis bien toda esta revolución de las mamás blogueras comenzó como una forma de buscar consuelo, y consejo por todas estas cosas que no somos capaces de comprender y controlar. Antes de tener hijos somos las mejores madres del mundo, pero cuando te ves con él en brazos, todas tus teorías se van al traste. Cuántas veces hemos dicho, si ese niño fuera mío… sabemos perfectamente lo que tendríamos que hacer. Y lo peor no es eso, durante todos estos años, en los que te sientes tan insegura, cualquier comentario de amigos o familiares te hunde. Y sin embargo ahora, me río. En resumen, como madre, estoy en mi mejor época. Y aunque tienen sus momentos, estoy disfrutando muchísimo de ellos. Así que ya lo sabéis, las rabietas incontrolables, sólo son una etapa más en la evolución de nuestros peques ¿Una etapa que dura mucho? Sí. Pero se pasará, y llegaréis a este oasis de relax por el que estoy pasando yo y que me gustaría que no acabara nunca.
En mi próximo articulo os contaré cómo fue mi viaje a Disney world (Orlando) ¿Os lo recomiendo o no? ¡Ahhhh! Tendréis que esperar. Prometo contároslo pronto ;)





Mil besos fresas y ¡¡¡A quemar etapas!!! 

lunes, 2 de febrero de 2015

Lois lanza una línea de ropa para niños ¡A qué mola!



¿Qué tal fresas? Si habéis leído mi artículo "¿Por qué las niñas son tan presumidas hoy en día?"  en el blog de cuidadoinfantil.net, habréis visto que en él explico por qué creo yo que las niñas se han vuelto tan exigentes a la hora de vestir ¡Quién tenga una niña, sabe bien de lo que hablo! Pero no sólo las niñas, los niños son cada vez más presumidos también. En otro día en la peluquería me comentaban que casi tantos hombres como mujeres, se hacían la depilación láser. Si en las generaciones posteriores a la mía, la tendencia a cuidarse va en aumento, no quiero pensar cómo serán mis hijos en la adolescencia en este aspecto.
Pues bien, las marcas se han dado cuenta de ésto, y no pierden la oportunidad de ofrecer a nuestros hijos múltiples posibilidades para vestirse. Una de estas marcas es Lois, que estos días hacía llegarme la siguiente información ¡No os la perdáis!

Los tiempos cambian y los niños de las nuevas generaciones son cada vez más exigentes a la hora de definir su estilo, su forma de interpretar la moda.
Atrás quedaron los niños que delegaban en sus mamis qué ponerse cada mañana.         

Pensando en estos niños, decididos, independientes, con estilo propio y siempre muy a la moda, la legendaria firma de jeans, Lois, ha decidido crear una colección propia para ellos. Este verano, los niños más fashionistas podrán disfrutar de su propia colección, “como los mayores”. 

Esta divertida y atrevida colección destaca por su carácter informal y por ese aire rebelde que caracteriza la filosofía Lois.
Las mamás más fashion disfrutarán con esta colección de cuidados diseños y tejidos suaves y resistentes.

Las princesas de Lois son pícaras y traviesas, de espíritu inquieto y aventurero, por lo que su ropa debe ser cómoda, adaptable y como no, muy, muy atractiva.

 



Camisetas con divertidos prints: exquisitos muffins, paseos relajantes o dulces besos, perfectas para combinar con vaqueros de colores o frescos shorts los días más calurosos del año.


Y como no podían faltar, también las mascotas tienen su propio espacio en esta colección. Simpáticos perros y lindos gatitos harán las delicias de las niñas más “bicheras”.
 


Y para que el Lois look sea perfecto, nada como unos coloured jeans, una bonita minifalda o unos frescos short, siempre en colores suaves y veraniegos. 

                                                                                                                                    

 


Para los niños más cañeros, Lois ha creado una colección al más puro street style, de inspiración californiana, en la que actividades puramente veraniegas como el skate o el surf cobran gran protagonismo.






Pero como no solo de camisetas vive el niño, para las ocasiones en las que el estilo debe ser algo menos desenfadado, los polos Lois serán la elección perfecta. Eso sí, siempre en colores vibrantes y atrevidos.


  

Esta colección, pensada tanto para niños como para jóvenes, abarca un gran número de tallas, estando disponible desde la talla 4 hasta la 20 y como siempre, con la calidad de tejido y acabados que ha caracterizado a Lois durante más de 50 años.

Como dirían mis hijos:  ¡Ropa de tíos guays!
Mil besos fresas
Angélica Alvarez (@MamadeFresa