lunes, 9 de noviembre de 2015

Quemando etapas

¡Buenos días fresas! ¿Cuánto tiempo verdad? Nunca he sido la bloguera más constante, pero llevo un año… desaparecida, y es que lo necesitaba. Después de aquel incidente que os conté en “Mi mejor veranooff-line. ¿Y ahora qué? cambió toda mi rutina, y es lo mejor que podía hacer. No he parado de hacer cosas, pero sin sobrepasar ese límite que puede hacer que todas nos volvamos locas de un momento a otro. Y lo mejor de todo, he hecho únicamente lo que he querido hacer. Le dedico todo el tiempo a mi familia y mi nueva afición, la restauración de muebles. A pesar de todo sé que sigo siendo una mamá bloguera ¿Sabéis por qué lo sé? Porque mi mente sigue dando vueltas como antes, para mí todo es un post, aunque lleve meses sin escribir.
Ahora por fin ha finalizado mi participación en el cole. Formar parte de la junta del Ampa ha sido una de las cosas más duras que he hecho.  Y aunque no pienso volver a repetir, reconozco que, a pesar del sufrimiento, he aprendido muchísimo. Sobre todo de fiestas ;) que era mi tarea principal en la junta.
En este tiempo han pasado muchísimas cosas y como madre he avanzado muchísimo. Tengo más seguridad, voy … Quemando etapas.
glili.com

¿Os acordáis de mi artículo “Mi vida social con niños”? En él os contaba cuál era mi comportamiento a la hora de quedar con mis amigos. Acababa agotada de la tensión acumulada por el miedo a que molestasen, o a las reacciones (rabietas) que pudieran tener de forma repentina. Todo eso, se ha esfumado, me he dado cuenta de que es una etapa como tantas otras, que debes dejar que se pase. Ahora quedo con cualquiera sin ningún problema y voy a cualquier sitio con ellos la mar de tranquila. Sé que se van a portar bien y si tienen alguna rabieta, me da igual. Me importa un pimiento el qué dirán. Ellos saben lo que tienen que hacer. Si su comportamiento es bueno, tendrán su premio, si su comportamiento es malo, no lo tendrán. Seguimos con el refuerzo positivo. Creo que esta norma sirve hasta que se vayan de casa.  Ahora aquellos amigos que decían que me tenía que relajar, están en esa etapa de nerviosismo y tensión por la forma de comportarse de sus hijos que son más pequeños que los míos. Yo los entiendo perfectamente, y no sólo no me molestan las rabietas, si no que me parece entrañable.
Me acuerdo de cuando eran unos bebés, e iban a la escuela infantil (0-3 años). La directora nos daba charlas con consejos para educar a nuestros hijos y nosotras no nos perdíamos ni una porque necesitábamos saber cómo hacerlo. Recuerdo una charla en concreto en la que decía que los niños de 3 a 6 años pasaban por una etapa buenísima porque ya sabían lo que tenían que hacer, pero con mis hijos no se cumplió. Llegaron los 3, los 4 y los 5, y nada. Para mí esa etapa perfecta es ahora. De 7 a 10 años, calculo yo. A partir de los 10 comenzaremos con la pre-adolescencia y luego, a partir de los 13, mi temida adolescencia.
Si lo pensáis bien toda esta revolución de las mamás blogueras comenzó como una forma de buscar consuelo, y consejo por todas estas cosas que no somos capaces de comprender y controlar. Antes de tener hijos somos las mejores madres del mundo, pero cuando te ves con él en brazos, todas tus teorías se van al traste. Cuántas veces hemos dicho, si ese niño fuera mío… sabemos perfectamente lo que tendríamos que hacer. Y lo peor no es eso, durante todos estos años, en los que te sientes tan insegura, cualquier comentario de amigos o familiares te hunde. Y sin embargo ahora, me río. En resumen, como madre, estoy en mi mejor época. Y aunque tienen sus momentos, estoy disfrutando muchísimo de ellos. Así que ya lo sabéis, las rabietas incontrolables, sólo son una etapa más en la evolución de nuestros peques ¿Una etapa que dura mucho? Sí. Pero se pasará, y llegaréis a este oasis de relax por el que estoy pasando yo y que me gustaría que no acabara nunca.
En mi próximo articulo os contaré cómo fue mi viaje a Disney world (Orlando) ¿Os lo recomiendo o no? ¡Ahhhh! Tendréis que esperar. Prometo contároslo pronto ;)





Mil besos fresas y ¡¡¡A quemar etapas!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario